La foto y su pie. Silencio lector

Agota septiembre sus días entre las sombras y claros del Paseo del Vino. Tremolan ligeras las hojas en plurales sinfonías de acordes leves y tempos pausados. Absorta en su libro, medio oculta a miradas indiscretas o maledicencias no provocadas, pero siempre a punto en muy diversas lenguas, viperinas o no, una canguesa pasa las hojas y las horas con un nuevo acorde, este vez de tiempo.

Agota el día su atardecer y, con las aguas del Luiña, bajan rodando las primeras sombras de la noche. Silencio y lectura

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.